Menu

  • collapseDeutsch (439)
  • collapseEnglish (63)
  • collapseEspañol (65)
  • expandFrançais (75)
  • expandItaliano (33)
  • expandNederlands (28)
  • expandOther Languages (8)
  • expandTürkçe (60)
  • expandРусский (20)

Saludación con motivo de la 3a Conferencia de Partido de «Gegen die Strömung»

A todas las fuerzas del mundo entero orientadas al comunismo científico

Saludación con motivo de la 3a Conferencia de Partido de «Gegen die Strömung»

30 años tras la aparición de «Gegen die Strömung», en 1974, ha tenido lugar en noviembre/diciembre de 2004 la 3a Conferencia de Partido.

En el transcurso de estos 30 años se pueden señalar tres particularidades o rasgos que caracterizan el trabajo y la lucha de «Gegen die Strómung»:

En primer lugar el tiempo y el esfuerzo, la energía y la lucha que se han invertido en restablecer la conexión interna del movimiento comunista mundial desde Marx y Engels, a través de la Revolución de Octubre y el periodo de Lenin y Stalin frente a la traición del revisionismo moderno; situar en un primer plano de debates ideológicos la «consulta» con las obras de Marx, Engels, Lenin y Stalin; así como defender de forma férrea, aún a costa de un momentáneo aislamiento, esas tradiciones y esa continuidad en debates actuales.

Trabajar de forma real e intensa para asegurar esa liínea de continuidad es la característica esencial del trabajo de «Gegen die Strömung», que no debe en ningún caso debilitarse, sino, por lo contrario, ser reforzado. Esta no es sólo una cuestión teórica, sino constituye un apego íntimo a los resultados históricos y mundiales de las fuerzas comunistas, con la firme convicción de seguir ese camino y no tomar rumbo a «nuevos» caminos que acaban en el revisionismo y el oportunismo.

En segundo lugar tenemos como objetivo establecer y propagar en nuestras filas y hacia fuera la relación interna que hay entre la moral comunista y la disponibilidad y entrega al trabajo, entre el odio al imperialismo alemán y el internacionalismo proletario. Sabemos que es un objetivo a largo plazo, pero ante el éxito de las maniobras de difamación y mentira de la clase burguesa no nos abandonamos a tolerar un debate pequeño-burgués y pseudo radical sobre el presunto (y presuntamente imposible de superar) aburguesamiento de los obreros y obreras en Alemania. Por lo contrario, nosotros sostenemos, sin rebajarnos, que la clase obrera, tal y como es hoy en la actualidad, es la única fuerza social mayoritariamente revolucionaria. Aunque sabemos con certeza que justamente aquí residen todas las dificultades: en Alemania el problema central es la suma del veneno del chauvinismo alemán al revisionismo moderno.

En tercer lugar señalar que una de las características de «Gegen die Strömung» es intensificar el trabajo realmente científico bajo presupuestos comunistas para derrotar mitos burgueses e imperialistas y denunciar falsificaciones de los hechos históricos o silenciados crímenes. Es un trabajo urgente por el número inmenso de mentiras y falsificaciones que ya existen y de la infinidad que aún está por llegar. Debemos estar preparados para hacerles frente y poder romper con argumentos y plena convicción, la autoridad del imperialismo alemán.

Desde la 2a Conferencia de Partido en 1996 (la primera tuvo lugar en 1989) han pasado ocho años, en los cuales el imperialismo alemán, tras la anexión de la pseudo socialista Alemania Democrática, ha seguido por su camino militarista y revanchista.

Los documentos de la 3a Conferencia de Partido

analizan en primer término y de forma introductoria los cambios de la situación internacional en perspectiva, así como la situación en Alemania en los últimos 15 años, aunque haciendo hincapié en los últimos ocho. Sin silenciar o restar importancia, de forma de-

rrotista, a las acciones de resistencia a nivel internacional y en la misma Alemania, un balance real de la situación nos indica que internacionalmente el imperialismo mundial está reforzado y en plena expansión, que ha aumentado la posibilidad de un enfren-tamiento entre las potencias mundiales y que, fundamentalmente, el imperialismo alemán, el militarismo y el revanchismo se extienden en nuestro propio país y fuera del.

Característico de las acciones internacionales del imperialismo alemán es la creciente rivalidad hacia los EEUU, sobre todo la ocupación de Irak por parte de los imperialistas norteamericanos (en coalición con los ingleses). El imperialismo alemán trata cada vez más de convertirse en el poder dominante dentro de la UE y jugando un papel de «oposición» a los EEUU, desarrolla en el Este y otras partes del mundo sus actividades de gran potencia imperialista para el cual necesita intensificar en Alemania de forma masiva la propaganda revanchista — con éxito considerable — con el fin de obener el apoyo de la población. El imperialismo alemán ocupa, como si de algo normal se tratara, con ejército propio territorio extranjero, sobre todo en Yugoslavia y Afganistán. Con toda claridad hay que resaltar y propagar la frase vigente de Karl Liebknecht: «¡El enemigo principal está en el propio país!»

En Alemania, el imperialismo alemán intenta difundir como sea la ideología de los Herrenmenschen, o sea la ideología de la «superioridad alemana», entre la población, siguiendo la tradición de la propaganda de Goebbel, y no sin éxito. Lo intenta desplegando campañas contra la población judía, o contra los Romaniés y los Sinti, o también de forma paralela o alternativamente, campañas contra «musulmanes», turcos o «árabes», contra personas de color, contra discapacitados, contra homosexuales, parados o personas sin techo. Cada año cerca de 30.000 personas son deportadas, entre las que se encuentran activistas democráticos y revolucionarios, que deben volver a estados donde la tortura está totalmente vigente. Por otra parte, el cierre de fronteras, vigiladas por la policía aduanera, ha costado la vida en los últimos 15 años a más de 100 personas.

El movimiento obrero en Alemania, con decenas de miles de acciones, algunas de ellas de gran importancia, ha dado a entender mediante grandes y largas huelgas que la única fuerza capaz de enfrentarse al imperialismo alemán es una clase obrera concienciada y organizada, capaz de luchar contra la aristocracia obrera. Pero también se debe reconocer la gran fuerza de la muy bien pagada cúpula sindical, que siempre consigue dividir y desviar a los activistas de la clase obrera e imponerse gracias a su táctica de «una de cal y otra de arena».

También entre el movimiento juvenil, en parte de tendencia democrática y en parte revolucionaria, contra los nazis, contra las expulsiones, contra el militarismo y las políticas bélicas, las fuzerzas revisionistas, trotskistas y anarquistas-autónomas con su proyecto conjunto del anticomunismo/antistalinismo siguen ejerciendo influencia considerable que hay que arrastrar.

Partiendo de esta realidad, en esta 3a Conferencia de Partido se ha tomado la decisión de buscar un enfrentamiento ideológico, teniendo de mano una declaración de principios y tesis absolutamente claras sobre la linea política e ideológica a seguir y con una linea clara para la construcción de un partido comunista, de buscar un afianzamiento de las pro-

pias filas militantes, así como buscar un enfrentamiento discursivo con los activistas del movimiento obrero y del movimiento juvenil democrático y revolucionario.

Justamente antes de la 3a Conferencia de Partido se propiciaron múltiples estudios para presentar una base para esta iniciativa:

Para hacerle frente al anticomunismo y al antistali-nisno, «Gegen die Strómung» publicó en el órgano teórico «ROT FRONT» un estudio amplio sobre la obra y vida de Stalin, así como un análisis de las «Características principales de la sociedad comunista» acorde a las ideas e indicaciones de Marx, Engels, Lenin y Stalin. Para seguir fundamentando la siempre necesaria e imprescindible lucha contra el revisionismo actual, enemigo principal del movimiento comunista, se publicó un estudio amplísimo sobre la «polémica» suscitada entre el Partido Comunista de China y el XX Congreso del P.C.U.S., analizando tanto las verdades como las falsedades al respecto. Este trabajo es paralelo al realizado sobre la obra de Mao Tse-tung, que se debe defender ante las difamaciones revisionistas, pero que también debe ser objeto de critica (fundamentalmente en lo tocante al periodo entre 1955 y 1965).

También se ha avanzado en el ámbito de la teoría sobre la historia del Partido Comunista en Alemania gracias a los análisis realizados sobre la fundación del KPD en 1918, la creación del SED, en 1946, y sobre la difícil etapa de lucha que sufrió el KPD entre 1929 y 1933.

También fueron presentados varios estudios en las diversas octavillas mensuales sobre la historia de la guerra imperialista levada a cado por el imperialismo alemán tras la invasión de la Unión Soviética, así como estudios sobre los crímenes del imperialismo alemán en la Primera Guerra Mundial. En las octavillas mensuales se publicaron también trabajos sobre las guerras coloniales del imperialismo alemán en China y en África antes del estallido de la Primera Guerra Mundial.

Se sobreentiende que en la misma Alemania las posiciones ante el genocidio contra el pueblo judío y los Romaniés y los Sinti, llevado a cabo por el fascismo nazi, juegan un papel muy importante. La necesidad de poder explicar esta temática en lucha contra el imperialismo alemán y sus aliados oportunistas significa también que es necesario analizar y combatir la propaganda antisemita. Se han intensificado las campañas antisemitas contra «/os judíos» e Israel en Alemania. En contra de este aumento del antisemitismo, «Gegen die Strómung» se posicionó en dos declaraciones contra el antisemitismo en si, y contra la instrumentalización de las «acusaciones» contra Israel, es decir, explicar y defender el derecho de Israel de existir como estado, explicar dónde comienza la política criminal de las clases dominantes de Israel y cómo el pueblo palestino se deja dominar cada vez más por fuerzas pro-imperialistas y reaccionarias, incluso antisemitas como Harrias, Djihad o Hisbollah, mientras que la OLP, al unirse con este tipo de fuerzas, con falsos cimientos desde su creación, pierde poca o poco potencial democrático y progresista.

Los principios programáticos expuestos en la 3a Conferencia de Partido del Partido tienen como base documentos fundamentales y programáticos provenientes del movimiento comunista mundial:

•   El «Manifiesto del Partido Comunista», de 1848;

•   El «Programa del Partido Comunista de Rusia (Bolchevique)», de 1919; y

•   El «Programa de la Internacional Comunista» de 1928.

Punto central del estudio de estos documentos para la realización de uno solo -en vista de las posiciones revisionistas y contrarrevolucionarias que se están a dar en los países en otro tiempo socialistas- fue, por un lado, el estudio detallado de las características de la sociedad comunista, y por otro, el de las características de la dictadura del proletariado, como prolongación intensa en la ampliación de la democracia socialista.

En los documentos programáticos (tesis) sobre la linea política y sobre temas relacionados con el internacionalismo proletario, el documento de la 3a Conferencia de Partido hace especial hincapié en la posibilidad de lucha por parte de los obreros y obreras en un país como Alemania, una potencia imperialista, que fomenta guerras de forma autónoma. Una lucha que pasa por la unión, modesta pero nunca presuntuosa, con todos los destacamentos del proletariado mundial y con la unión con los pueblos oprimidos, ofreciendo nuestra solidaridad concreta fundamentalmente a la masa combatiente, oprimida y explotada por el imperialismo alemán. Debemos denunciar y destapar la combinación ideológica entre el chauvinismo europeo y el alemán, debemos hacer pública la forma en que el imperialismo alemán, según le convenga, expande con distintas maniobras variaciones de su ideología de la superioridad alemana entre la población. Una valoración realista de las posibilidades de lucha en todo el mundo también comprende una valoración del retraso que en este momento tiene el factor subjetivo, la gran debilidad de la influencia de las fuerzas comunistas a nivel internacional.

En una segunda parte de los documentos programáticos (tesis) «Muerte al imperialismo alemán, al militarismo y al revanchismo», se hace un breve recorrido sobre los antecedentes del imperialismo alemán – utilizando para ello los análisis de Marx, En-gels, Lenin y Stalin -, se exponen las corrupciones de tipo histórico promulgadas desde el revisionismo chauvinista, para finalmente mostrar sin tapujos la historia criminal del imperialismo alemán hasta en la actualidad.

Las múltiples tareas, una lucha consecuentemente democrática y consecuentemente sindical, que se deben llevar a cabo contra el imperialismo alemán tienen, según se concluye en esta parte, que ser tareas contra el anticomunismo. Se trata de una lucha preparada y dirigida por la revolución proletaria para no caer en el reformismo y el revisionismo.

En base a lo dicho, en la tercera parte de los documentos programáticos (tesis), «El camino principal a seguir para la revolución socialista en la Alemania imperialista», se expone el significado esencial de la hegemonía del proletariado, el significado diferenciado de sus aliados en las distintas fases de la revolución, así como el peligroso papel que juega la aristocracia obrera. Aunque es necesario realizar un análisis de clase de la masa de trabajadores en Alemania hasta según criterios económicos, al fin y al cabo es la lucha de clases que — en base a una estrategia y táctica correctas — determina qué segmento de los aliados potenciales, sobre todo en el campo, se presta para ser convencido o por lo menos neutralizado.

En relación a lo anterior es importante resaltar el papel que juega el levantamiento armado. Un examen de todas las experiencias comunistas en los levantamientos nos muestran, según estas tesis, que la fuerza armamentistica del imperialismo alemán debe

ser derrota en su núcleo, ya que no es posible ganarlo o neutralizarlo para la causa, pues el núcleo central de este ejército está compuesto por tropas de asalto especializadas o de élite. Sólo una clase obrera armada instruida para las luchas militares será capaz de ganar en las batallas armadas, en las batallas contra los conceptos revisionistas, así como también contra el terror individual, moralmente comprensibles, pero política e ideológicamente condenable.

Para los preparativos de la revolución proletaria, la insurreción armanda, y siempre según las tesis, es de gran importancia destapar las frases de la «Democracia» y desbaratarlas. El Partido Comunista debe desenmascarar la falacia de la «democracia» parlamentaria burguesa del imperialismo, debe avanzar en todos los frentes democráticos de forma consecuente y disciplinada, propagando la democracia socialista en la misma dictadura del proletariado como objetivo anterior al comunismo y se debe preocupar en estas luchas por recoger, ilustrar y organizar los avances del proletariado hacia el Partido Comunista.

A los detalles sobre los deberes ideológicos de la lucha para el comunismo científico se les une, en estos documentos programáticos (tesis), el análisis sobre el revisionismo moderno, que debe ser valorado como el peligro principal para la construcción de un Partido Comunista. En la breve historia sobre el revisionismo de Bernstein y Kautsky, Tito y Jruchev (XX Congreso del P.C.U.S., en 1956), se subraya la necesidad de denuciar el revisionismo de Breznev como que sigue siendo de gran importancia como ideología de la Unión Soviética socialimpe-rialista y que llega hasta nuestros días como remanente en partidos burocráticos en todo en mundo.

Asimismo, sin vacilación, se rechazan las caricaturas del socialismo que representan los estados policiales y revisionistas actuales como la República Popular de China, la RP de Corea y Cuba, así como aquellas fuerzas en la propia Alemania que sin un análisis más profundo se autodenominan «maoístas» o «seguidores de Hoxva», convirtiéndose en fuerzas chauvinistas y reformistas, olvidando las enseñanzas de Marx, Engels, Lenin y Stalin, enseñanzas verdaderamente motrices del comunismo científico.

En la parte final de los documentos programáticos (tesis) se analiza de forma amplia la necesidad de un Partido Comunista, las fases para su construcción y las características más importantes de su vida interna — critica y autocrítica, lucha interna, centralismo democrático. La necesidad del desarrollo teórico, de la formación de cuadros y del trabajo organizativo como condiciones previas para un trabajo dentro de la clase obrera, la importancia de las células obreras, la combinación del trabajo abierto e el trabajo clandestino todo ello conforma el punto de inicio para poner en primer plano el problema esencial de la disciplina comunista y hacerle frente a las mentiras de los revisionistas. Los contenidos, basados en el comunismo científico y la linea ideológica y política consecuente, siempre deben ser prioritarios a la forma, a la organización y la disciplina, pero que también son imprescindibles y esenciales si se siguen políticas oportunas.

Los documentos programáticos (tesis) presentados en la 3a Conferencia de Partido, fueron acompañados de ponencias detalladas (ver «ROT FRONT»,

# 3 y 4 sobre la construcción del Partido) Para los documentos programáticos que todavía no cuentan con una ponencia explicativa, se van a publicar en el año 2005 en el órgano de análisis «FOT FRONT» las ponencias que faltaban actualizadas a base de una evaluación de las octavillas publicadas durante los últimos ocho años

En vista de las campañas creadas por los imperialistas y los revisionistas, con el único objetivo de declarar muerto al comunismo, de rebatir las enseñanzas de Marx y la práctica del denominado «stalinis-mo», debemos aclarar y decir con rotundidad:

Nos basamos en el comunismo científica, tal y como fue desarrollado por Marx, Engels, Lenin y Stalin.

La aplicación consecuente de estas enseñanzas fue justamente lo que llevo hasta la victoria a la Revolución de Octubre, al fortalecimiento del movimiento comunista mundial, al fortalecimiento de la dictadura del proletariado y a la construcción del socialismo en la Unión Soviética hasta los años 50.

Aclarando posibles confusiones: No es la aplicación, la adherencia a las teorías de Marx, Engels, Lenin y Stalin que es el motivo por el cual los países anteriormente socialistas y populares fueron derrotados, y motivo también por el cual los partidos comunistas sucumbieron en la Unión Soviética, China, Hungría, etc. Lo contrario es exactamente la verdad: la traición de los principios básicos de esa teoría, traición consolidada ideológicamente con la línea aprobada en el XX Congreso del PC.U.S. (bajo el mando de los revisionistas de Jruchev), la mutilación y la revisión de los fundamentos del comunismo son la causa de la desaparición de la esencia revolucionaria en el PC.U.S. y otros partidos comunistas, para el exterminio de la dictadura del proletariado y la base para la aparición renovada de la dictadura burguesa.

Estos fueron los precedentes esenciales para el desarrollo contrarrevolucionario y capitalista en la ex Unión Soviética, bajo el amparo de un pretendida política socialista y el nacimiento de una potencia social imperialista. Los sucesores en el poder a Jruchev y Breznev, es decir, Gorbatschow, Jelzin y compañía se quitaron la máscara del «socialismo» y obraron a cuerpo descubierto, apoyaron abiertamente la política revisionista y, bajo los gritos triunfantes de los imperialistas occidentales, izaron la bandera del capitalismo.

Defendemos como elemento esencial para un programa comunista la unión con la tradición del movimiento comunista mundial, base y punto de partida de nuestro trabajo y estudio.

Porque es la teoría del comunismo científico la que desenmascara la condición misma del capitalismo y demuestra la necesidad de la revolución socialista bajo la dirección del proletariado, la aniquilación armada del viajo aparato de estado burgués, la instauración de la dictadura del proletariado y la democracia socialista y que ha creado el objetivo del socialismo y el comunismo sobre la base del materialismo dialéctico e histórico.

«Gegen die Strömung» saluda a las fuerzas de todo el mundo que se guían por el comunismo científico y se compromete a reforzar la labor de traducción de las publicaciones propias y de los boletines, así como de documentos de otras fuerzas de orientación comunista de otros países.

Aseguramos a nuestros camaradas en el mundo entero nuestra solidaridad en su lucha contra el imperialismo

¡Viva el comunismo! ¡Muerte al imperialismo y al oportunismo!

Diciembre de 2004

GEGEN DIE STRÖMUNG

Comments are closed.