Menu

  • collapseDeutsch (439)
  • collapseEnglish (63)
  • collapseEspañol (65)
  • expandFrançais (75)
  • expandItaliano (33)
  • expandNederlands (28)
  • expandOther Languages (8)
  • expandTürkçe (60)
  • expandРусский (20)

El dilema del movimiento huelguístico dependiente de la dirección del aparato sindical:

La huelga de la construcción de junio de 2002 "Entre el 17 y el 26 de junio de 2002 hicieron huelga por primera vez desde 1945 un total de aproximadamente 32.

El dilema del movimiento huelguístico dependiente de la dirección del aparato sindical:

El dilema del movimiento huelguístico dependiente de la dirección del aparato sindical:
La huelga de la construcción de junio de 2002 “Entre el 17 y el 26 de junio de 2002 hicieron huelga por primera vez desde 1945 un total de aproximadamente 32.
000 obreros y obreras de la construcción en 2.800 obras de toda Alemania, para conseguir mejores condiciones laboralesy subidas de sueldo. Si esta primera experiencia en décadas de una lucha es importante y hasta necesaria para muchos obreros y obreras, esta huelga también mues tra el dilema de las luchas que están bajo el control de la dirección y el aparato del sindicato alemán DGB.
Primero se lleva a una movilización con reivindicaciones insuficientes (el 4 ’5% para todos los obreros y obreras sujetos a tarifa), se revienta la huelga cuando han ‘im puesto ‘sus reivindicaciones siquiera a la mitad, lo cual se vende como un gran éxito. Con ello la desmoralización y ¡a resignación van haciendo mella hasta entre ¡os compa ñeros y compañeras más luchadores.
En segundo lugar, precisamente también con esta huelga queda claro cómo con la política de la dirección de los sindicatos, chovinista y favorable al estado, se cimienta y se progresa hacia el reaccionario vinculo entre la masa de ¡os obreros y obreras y el imperialismo alemán. Y es que la consigna ‘a igual trabajo, igual sueldo ‘para todos los obreros y obreras no es para ellos otra cosa que una fa chada. En realidad su política chovinista está dirigida pre cisamente contra los obreros y obreras originarios de otros países, que son los que sufren una más grave situación de explotación y privación de derechos, viéndose obligados a vivir y trabajar aquí sin papeles.” Primero, en la octavilla se informa sobre el desarrollo de la huelga y se destaca la solidaridad de los obreros y obreras de otros países, quienes se negaron a ser utilizados como esquiroles.
¡Confiemos en nuestra propia fuerza de clase para asumir la lucha!
Ésta es también una lección de esta huelga, una vez que la dirección del Sindicato de la Construcción vendiera como “gran éxito” el más que flaco resultado de sus negociaciones y acabara con la huelga.
Cómo la política chovinista de la dirección del Sindicato de la Construcción provoca la competencia y separación entre los obreros y obreras ha reivindicación de un 4’5% de subida de sueldo para todos cimentó la división de los obreros y obreras de la industria de la construcción.
“Para que la reivindicación ‘a igual trabajo, igual suel do ‘ se cumpla realmente, debería haberse exigido para el este de Alemania una subida de los sueldos de aproxima damente el 8%. ” Para aquellos que en gran número trabajan en obras por sueldos de hambre y con jornadas inhumanas, los denominados trabajadores “ilegales”, la dirección del Sindicato de la Construcción no hizo ninguna reivindicación.
“Ellos ven a los ‘ilegales ‘ únicamente como la compe tencia que hay que eliminar a toda costa. ” La dirección del Sindicato de la Construcción difunde en las obras la idea de mandar a los “ilegales” a sus países de origen.
“Toda reivindicación que implique una restricción del derecho a la inmigración y del acceso a Alemania sin lí mite para todos los obreros y obreras de otros países es profundamente reaccionaria. La necesaria unión con los obreros y obreras de todos los países, superando las fron teras del ‘propio’país, no es posible si no se lucha en todos ¡os ámbitos por los mismos derechos para todos los obreros y obreras, independientemente de su lugar de pro cedencia. Esto también incluye el derecho al libre acceso al país.” ¡Por el internacionalismo proletario! ¡Contra la política reaccionaria del Sindicato de ia Construcción en contra de los compañeros y compañeras de otros países!
A título individual, existen en las filas del Sindicato de la Construcción voces contrarias a la reaccionaria política de su dirección. Una compañera de Hamburgo exigía lo siguiente:
“En la construcción debe volver a haber solidaridad. Nues tra consigna debe ser ‘¡Proletarios de todos los países, uníos!’.” ¡Unión de los compañeros y compañeras en lucha por una perspectiva revolucionaría!
En este apartado, la octavilla aborda la necesidad de co-(…)

Comments are closed.