Menu

  • collapseDeutsch (439)
  • collapseEnglish (63)
  • collapseEspañol (65)
  • expandFrançais (75)
  • expandItaliano (33)
  • expandNederlands (28)
  • expandOther Languages (8)
  • expandTürkçe (60)
  • expandРусский (20)

A los 60 años de la Guerra Civil de España:

El significado de la lucha revolucionaria armada de los pueblos de España contra el fascismo y la intervención militar Hace unos fiO años, el 18 de julio de 1936 comenzó una lucha revolucionaria armada:

A los 60 años de la Guerra Civil de España:

A los 60 años de la Guerra Civil de España:
El significado de la lucha revolucionaria armada de los pueblos de España contra el fascismo y la intervención militar Hace unos fiO años, el 18 de julio de 1936 comenzó una lucha revolucionaria armada:
Diciembre 1996/En castellano julio de 1998
amplias masas de obreras y obreros, campesinas y campesinos, españoles hombro a hombro con vascos, catalanes y gallegos tomaron ias armas para derrotar el golpe contrarrevolucionario de los fascistas. Fuerzas antifascistas, revolucionarias y comunistas de todo e! mundo se solidarizaron con la lucha de liberación de los pueblos de España, cerca de 50.000 brigadistas internacionales, camaradas de más de 50 países, acudieron como voluntarios a España y dieron sus vidas por la causa internacional de la lucha contra el fascismo y el imperialismo. Pues estaba claro desde el principio: la Guerra Civil de España no era en ningún caso el “asunto privado” de los pueblos de España, sino la primera batalla de la inminente II Guerra Mundial, de la lucha de los pueblos del mundo contra el fascismo y la guerra imperialista, especialmente contra la agresión fascista de la Alemania nazi y de la Italia fascista. Los fascistas italianos y sobre todo los alemanes dirigieron y reforzaron a las fuerzas fascistas enviando desde el primer momento soldados y armamentos, bombardeando ciudades y pueblos.
Hasta hoy, la valerosa y decidida lucha armada de los pueblos de España es un ejemplo y un estímulo para todas y todos los camaradas. Las fuerzas contrarrevolucionarias, sin embargo, echan sapos y culebras, sus artículos y tratados demagógicos llenan las estanterías, se vierten innumerables mentiras y calumnias anticomunistas sobre el papel de los comunistas en la Guerra Civil, sobre el papel y el apoyo de la Unión Soviética en el tiempo de Stalin. Por eso es aún más urgente exponer los hechos.
Antecedentes y desencadenantes de la Guerra Civil de España O Los antecedentes históricos: En 1931 las masas populares derrocaron la odiada monarquía borbónica. La lucha de clases se agudizó, los capitalistas cerraron sus fábricas, los terratenientes dejaron sus campos en barbecho. El gobierno burgués formado por representantes de los partidos Socialista y Republicano no tenía intención de actuar enérgicamente contra ios reaccionarios.
A cambio, lo hacía cada vez más contra los obreros y obreras, contra los campesinos y campesinas. Lo que pasó era que en realidad, no se abordaron las urgentes demandas democráticas.
como por ejemplo la expropiación de las grandes fincas. En 1933 ei gobierno tuvo que dimitir.
Llegó al poder el gobierno profascista de Lerroux.
La lucha de ciases se agudizaba cada vez más.
Primero organizaron ios obreros agrícolas en i 934 una huelga general en ia que participaron medio millón de personas. La huelga general y la insurrección armada de Octubre de 1934 de los mineros asturianos fue la repuesta a ia desembozada inclusión de representantes de la reacción fascista en ei gobierno. Las obreras y obreros de Asturias, bajo la participación dirigente del Partido Comunista de España (PCE)1, tomaron importantes centros industriales, fundaron Concejos de Obreros y de Campesinos y obtuvieron durante 14 de días de lucha el control de los centros de poder regionales. La rebelión se aplastó sagricntamente con 40.000 soldados. Ya entonces se ganó Franco su fama de asesino de los obreros. Siguió el “bienio negro”: De nuevo se estableció un régimen de terror reaccionario, se oprimía a ias masas populares, las cárceles estaban abarrotadas con 30.000 presos, demócratas y revolucionarios.
O La formación del Frente Popular: En el curso de! año 1935 se unieron fmaimente casi todos ios grupos de izquierda burgueses y el PCE para formar ei Frente Popular (FP), y acordaron una plataforma con las exigencias democráticas más urgentes.1 La alianza del Frente Popuiar se presentó a ias elecciones de 1936 y alcanzó la mayoría con 280 escaros, donde el Partido Socialista (PSOE) con 99 escaños representaba el grupo más fuerte y ei PCE obtenía 17 escaños. Se formó un gobierno republicano dominado por partidos pequeño-burgueses, iniciaimentc sin la participación del PCE.
Los obreros y campesinos exigieron al gobierno el cumpíimiento dei programa del FP, y en efecto se abordaron por lo menos una serie de medidas radical-democráticas positivas: la cuestión de ios derechos democráticos, la cuestión agraria y la cuesuón nacionai, así como la amnistía de 30.000 presos revolucionarios, casi todos ellos participantes en ia insurrección de octubre de Asturias.
Los camaradas del PCE exigieron y lucharon persistentemente por el cumplimiento consecuente del programa dei FP y sobre todo por la enérgica lucha y liquidación de Jos reaccionarios y fascistas. Sin embargo, las fuerzas dominantes de ia alianza se negaron a proceder consecuentemente contra los reaccionarios y fascistas: el ejército y el aparato cstatai no se limpiaron de elementos fascistas y reaccionarios, no se oprimió enérgicamente la actividad de los partidos monárquicos y fascistas.
O El golpe contrarrevolucionario de ios cuatro generales: En esta situación cada vez más enrarecida, los militares fascistas, como brazo armado de los terratenientes, fascistas y reaccionarios, dieron e¡ golpe militar contrarrevolucionario deí 18 de julio de İ936 contra el gobierno del FP.
Ahora se veían las consecuencias que traía aparejadas el hecho de que ios reaccionarios y fascistas hubieran podido mantener sus influyentes puestos en e! aparato estatai, policial y en el ejército de! gobierno dei Frente Popular.5 El gobierno de la izquierda burguesa trató de apaciguar a los obreros y campesinos de España con c! “argumento” de que se trataba de intentos aislados abortados y de que tenía ia situación bajo control.(…)

Comments are closed.